jueves, 4 de junio de 2009

Mis ojos parecen tener una fuente inagotable de lágrimas.

Lo estoy comprobando.

3 comentarios:

jersel dijo...

Claro, detrás de nuestros ojos está una cuenca...

PyoT dijo...

No te preocupes el calentamiento global la secara.

Quiero cambiarme el nombre dijo...

Disfrutalas, tienes algo por que llorar.