viernes, 29 de agosto de 2014

Tengo mi cabra, me falta el violín

Mi vida está en su mejor momento.

Ahora de verdad puedo decir esa famosa frase "todo pasa por algo". Si las cosas no se hubieran dado como lo hicieron estos últimos meses, nada de lo que estoy por vivir se habría concretado.

En primer lugar, estoy a pocos días de que aprueben mi tesis y así poder graduarme, AL FIN.

Y en segundo, aquí me voy a extender un poco. Tengo los medios para hacer mi tan ansiado viaje. Por un lado es lamentable que ya no sea a México como lo había dicho con anterioridad. Pero por otra, será el viaje que quiero realizar desde hace casi seis años. Es simplemente algo que todavía no me creo (faltan un par de detalles para asegurarlo, pero por el momento hay 80% de probabilidades de ir). Estoy muy emocionada y no paro de imaginarme cosas. No recuerdo la última vez que me sentí así, pero sin duda será una de las mejores experiencias de mi vida. Además, implica a una persona importante en mi vida, a quien están dirigidas algunas entradas de este blog.

Me siento muy bien y feliz. Es tan bonito no tener que dar explicaciones a nadie de mis actos y mis malas decisiones. En realidad me hacía falta conocerme en esta etapa. Y la verdad, me caigo muy bien.

El título solo tiene sentido para aquellos que me han acompañado durante años.

jueves, 14 de agosto de 2014

Decisiones estúpidas

Todos tomamos decisiones estúpidas. Pero creo que estaba abusando del privilegio. Así que decidí solucionarlo por las buenas.

A veces, sólo a veces, está bien escuchar lo que dice la gente. Porque sé que quieren lo mejor para mí.

No me siento mal con la decisión, pero sí con las consecuencias. Me siento sola de nuevo y eso es algo que odio. Bueno, tampoco es que antes me sintiera muy acompañada, pero al menos era algo.

Siempre querré alguien a quien contarle todas cosas insignificantes de mi día y escuchar las suyas. Al final no importa si hay diferencias, sólo si hay deseo de superarlas y creo que precisamente eso es lo que nunca hay.

Y siguiendo con las decisiones estúpidas me hice un piercing en el ombligo. No duele tanto como pensé, lástima que no puedo hacérmelos en lugares visibles o me matan en mi casa... no es que necesiten muchas razones.

jueves, 17 de julio de 2014

(:

Y bueno, para qué me hago mensa. Un clavo sí saca otro, sólo hay que saber elegirlo.



Y vaya que me lucí esta vez.

jueves, 12 de junio de 2014

Para ti

Quizá pases por aquí para ver como estoy. Me gusta pensar eso. Que todavía estás pendiente de mí.

Seguro pasará mucho tiempo para que pueda decir que no me importas. Así que lo mejor es alejarme de vos. Porque siendo sinceros eso es lo querías. No hay otra explicación.

Tengo suficiente amor propio como para mantener mi dignidad. Pero creo que tengo algunas cosas para decirte. Iba a hacerlo en persona al regresar tus cosas, pero la ansiedad me ganó.

Conservo las cosas bonitas que vivimos. Algún día retomaremos nuestra amistad, por ahora no es lo mejor para mí. Aprecio que no tengamos contacto porque es la mejor forma de superar algo, ignorarlo (o al menos la mía). Pero sobre todo quiero que estés bien. Seguro soy idiota, a pesar de todo, quiero que estés bien.

Te recuerdo muy a menudo y pienso en vos con cada publicación. Principalmente para que no parezca que son indirectas, ya que ninguna lo es o al menos no para vos. Pero a veces pienso que te gustaría ver alguna cosa y pues, espero que las hayas visto. Tené por seguro que no puedo ver algo de GoT sin recordarte. Tengo demasiados datos inútiles sobre eso en mi cabeza.

Ante todo, no quiero que respondas esto. No es esa la idea. Simplemente me hace bien sacarme las cosas del pecho y como me importas quería que supieras que estoy muy bien o al menos lo bien que se puede estar en esta situación.

Pero ante todo, gracias.

Y espero que me conozcas lo suficiente para identificar que no hay ni una gota de sarcasmo en lo anterior.

PD. Dejá de fumar. Al menos hacé eso por mí ya que no vas a cumplir ninguna de tus promesas.

lunes, 9 de junio de 2014

Costumbre y realidad

No entiendo la gana de aferrarse a algo que ya no está. Posiblemente nunca existió.

Tristemente soy un ser de costumbres. No tolero muy bien los cambios. Es estúpido, porque en general lidio bastante bien con los cambios de planes por situaciones fuera de mi alcance. "El horario de Ingeniería no me funciona. Bien! Estudiaré una Licenciatura". No me complico la vida. Pero a veces, la costumbre es demasiada y tu realidad un asco.

Siendo sincera, mi realidad no es un asco. Tengo trabajo, tengo dinero, no soy fea, no soy tonta, tengo amigos, pretendientes, amor (del verdadero, ese que sólo quien te parió puede darte). La gente que está en mi vida me aprecia.  Y la costumbre...

Aún así, hay una pequeña espinita de que algo me falta. Pero quizá solo sea que necesito un nuevo par de zapatos.

sábado, 31 de mayo de 2014

Quiero mi cabra y un violín, ahora más que antes

He descubierto muchas cosas. Y sí, en adelante las entradas serán depresivas/profundas/unapérdidadetiempoparaustedes pero es lo que hay. Regresando al tema, me he dado cuenta que no soy tan diferente de la gente (aunque me aferraba a que sí lo era). Quiero lo que quiere la gente.

Quiero una familia menos disfuncional que la mía. Aunque lo más probable es que no deba tener hijos. Igual, puedo adoptar o robármelo... ok, no. Quiero casarme algún día. No quiero atar a alguien con un papel, quiero encontrar a alguien que esté seguro que quiere pasar su vida conmigo y que sepa vamos a tener problemas, pero que soy la persona con la que quiere pasar el resto de sus días. Quiero tener alguien con quien compartir todo lo que pasó en el día, con quien ver películas de Harry Potter una y otra vez. Con quien intentar cosas nuevas. Que sepa cuando tiene que insistir y cuando darme mi espacio. Que no sepa por qué me quiere, que simplemente lo haga. Quien me haga desear llegar a casa siempre. Porque puedo perdonarlo todo, solamente tiene que pedírmelo y desear que lo haga.

Mañana será un día complicado. Me es fácil superar las cosas al ignorarlas, pero ahora no es tan fácil.

miércoles, 28 de mayo de 2014

Un día como pocos

Me siento bien conmigo misma. Me he dado cuenta de muchas cosas. No hice las cosas de la mejor manera, pero lo hice de corazón.

Si las cosas salen mal o como no estaban planeadas, no tengo la costumbre de culpar a otros. Es mi decisión creer en las personas. No me culpo tampoco. Simplemente no creo que culpando a otros libere mi conciencia. Prefiero ser la responsable de mis actos porque de esa manera está en mis manos solucionarlo.

No saben lo bien que he sentido mi "corazón" estos días. Siento como si lo acunaran. Es un sentimiento muy bonito, de amor y cariño verdadero.

Mi ego está restablecido, porque es lo que estaba más dañado.

Me alegra no ser autodestructiva, no es para tanto. Pero quiero otro tatuaje, quiero una pluma. No tiene mayor significado, pero quiero una pluma.

Hay personas que traje de nuevo a mi vida, porque lo merezco. Tengo aceptar que las cosas cambian. Incluso yo.

Y por último y no menos importante. Hoy me dijeron que mi tesis ya está en la coordinación de Postgrado y sólo debo esperar que ya no le hagan más correcciones, si es así entonces me darán fecha para examen privado y luego el público. Me siento muy complacida porque es algo en lo que he trabajado por mucho tiempo y lo deseo desde que tengo uso de razón. Obviamente solo es el inicio. Soy feliz realizándome académicamente. No nací para ser mediocre y para pasar la vida viendo al techo. Tengo demasiadas cosas por hacer.