sábado, 19 de septiembre de 2009

Debo empezar a confiar un poquito en la gente... o quizás no

*Lo sé largo y extraño título, pero no se me ocurre nada*

El viernes 11 me invitaron a ir a ir a celebrar el cumpleaños de una chica (la que un día quise golpear), me cae mal pero como no tenía ganas de recibir clases de Biología me fui (creo que esa es la repuesta al por qué nunca se qué hay que hacer allí). Luego llegué corriendo a recibir la última clase y por eso no pude saber si el lunes habían clases.

Como mi mamá me ha inculcado la paranoia, el lunes tenía que entregar una tarea, pero el profesor no las acepta otro día... pues me fui a la U. En la camioneta sólo ibamos 4 personas, ni siquiera llegó hasta la U, así que tuve que caminar un montón. Cuando me bajé el conductor me dice "la U está cerrada", pero noooo, tenía que llegar hasta la puerta y ver el gran candado para percatarme de que efectivamente... la U estaba cerrada.

Encaminé mis pasos a mi casa, sabiendo que me esperaba una laaaarga caminata ya que para no perderme tenía que seguir el trayecto de la camioneta porque mi sentido de orientación falla bajo presión (o sea... siempre). En lo que iba pensando saber ni qué me di cuenta que venía una camioneta, no era de mi ruta, pero era mejor irme a perder donde hubiese más gente (porque donde estaba no había ni un alma, bueno si, la mía). Cuando me subí me di cuenta que iban como 8 hombres y uno de ellos le dice al conductor "Entonces yo digo que mejor cerramos la puerta". Mi radar de peligro (paranoia) se puso a mil y le dije al conductor "ah, esta no es mi camioneta, me confundí" y me bajé corriendo.

Caminé mucho hasta que encontré una que si me llevaba a mi casita. Y así terminó mi trágica situación que no hubiese tenido que pasar si hubiera hecho caso a mis compañeros o si no me hubiera ido a la fiesta el viernes .__.

4 comentarios:

Peyote dijo...

jajajajaja, me ha pasado tambien mi paranoia es mucha. Una vez me baje de un taxi una vez solo porque se devio una calle (tambien mi egocentrismo es muchos, se nota?)

jersel dijo...

Yo una vez me fui de excursión con unos amigos, al final, nos gastamos todo el dinero en comida que se nos olvido guardar siquiera para un taxi ó un autobus.

Al final nos regresamos a pie, 60 Km caminamos... llegamos, cansados pero llegamos. En eso, un golpe de suerte! Nos encontramos un billete de 50 mil bolívares(lo suficiente como para alimentarnos un montón)

Y final feliz xD...

Lo que te paso a ti, pos... a mí me hubiese gustado que me pasara, siempre sienta bien caminar, y más cuando es un rato laaaargo.

Además, quién sabe? Pudiste haberte hecho amiga de aquellos tipos XD

Sammy dijo...

Peyote: ya no fumes, que luego no entiendo tus comentarios, pero gracias =)

Jersel: Pero es que tu no estabas SOLO, estabas con amigos. Esta bien caminar cuanto tienes ganas, no porque "tienes" que hacerlo.

Tengo la leve sospecha que ellos no querían ser mis amigos =P

Flo dijo...

Yo por lo general pregunto millones de veces cosas como esas y termino haciendo lo mismo que tú, ir y comprobar si está cerrado o no, o lo que sea.

Y bueno, normalmente me dan miedo las personas desconocidas, sea quien sea, sobretodo hombres. Así que evito tomar el bus o caminar sola.

Saludos!